La hidratación adecuada es básica en todas las edades

| Publicado por | Categorías: Salud

Un adulto contiene cerca de un 60% de agua en su organismo. Sin embargo, a menudo se olvida lo imprescindible que es reponer el agua perdida constantemente. En invierno y, por supuesto, tambien en verano. A cualquier edad y en cualquier circunstancia vital el agua es sinónimo de vida.

El agua es necesaria

Las pérdidas de agua corporal, lógicamente, se incrementan en los climas cálidos y durante la práctica de un ejercicio físico intenso. Así, un tenista puede perder hasta 1.5 L de agua corporal durante una hora de partido en verano. Pero también es esencial recordar que tener sed no es garantía de una correcta hidratación ya que, cuando se siente, el proceso de deshidratación ha comenzado. Esto es especialmente grave cuando hablamos de personas que tienen disminuida la percepción de la sed como es el caso de los niños pequeños y de los ancianos. En todos los casos, instaurar un hábito adecuado de bebida es algo esencial para mantener nuestro cuerpo bien hidratado y saludable.

¿Cuando necesitamos beber?

De acuerdo a la Agencia europea de seguridad alimentaria (EFSA), la necesidad de agua para un adulto puede cifrarse en 2.500 ml/diarios para un varón y unos 2.000 ml diarios para una mujer. Es decir, unos 8-10 vasos diarios de agua.

Este organismo ha permitido que se puedan hacer las siguientes afirmaciones sobre salud cuando se hace referencia al agua y a la hidratación:

– El agua contribuye al normal mantenimiento de las funciones fisiológicas

– El agua contribuye al mantenimiento de las capacidades cognitivas normales

– El agua contribuye a la termorregulación corporal

Para saber más:

Aconsejamos leer los dos documentos anejos contenidos en el «Libro blanco de la hidratación» (Martínez Álvarez JR, Iglesias Rosado C.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.