Aún confinados, los españoles de hoy no tienen en general problemas para tener la nevera llena. Esto