Vitamina K

| Categorías: ,

La vitamina K también se denomina filoquinona (K1) o menaquinona (K2) en función de su composición química, y se considera la vitamina antihemorrágica, ya que su déficit puede afectar a la coagulación y aumentar el riesgo de sangrado excesivo. La filoquinona es la que recibimos de forma más abundante por la dieta y procede de alimentos vegetales. De hecho, la mayor parte de la vitamina K la obtenemos de verduras y hortalizas de hoja verde o la co, brócoli, repollo… La menaquinona (menaquinona-4 y menaquinona-7) la encontramos en menores cantidades y procede de fuentes animales principalmente.

Esta vitamina liposoluble en cierta medida puede sintetizarse por las bacterias a nivel intestinal, por lo que gran parte de sus requerimientos se obtienen de esta manera. Un cuidado adecuado de la microbiota intestinal es, en consecuencia, importante para nuestros niveles de vitamina K.

Tanto su deficiencia como su exceso es muy complicado. Lo que sí es importante controlar el aporte de vitamina K con determinados tratamientos antiocoagulantes como la Warfarina ya que podría interferir.

¿Dónde está la vitamina K?

• Parte de esta vitamina es obtenida por nuestro organismo ya que la microbiota intestinal es capaz de sintetizarla. Una destrucción de la microbiota puede llevar a menores valores de vitamina K: exceso de medicación como antibióticos, alcoholismo... • Principalmente la encontramos en verduras de hoja verde: espinacas, lechuga, perejil, nabo, brócoli, coles de Bruselas, repollo... • También se encuentra en guisantes y judías verdes, y en la patata. • El aguacate, los frutos rojos y otras frutas como las ciruelas la contienen en menor cantidad. • En menor proporción la encontramos en quesos, carnes magras y huevo.

Funciones principales

• Fundamental en los procesos de coagulación de la sangre, de hecho, su deficiencia puede provocar hemorragias fuertes. • Tiene importantes funciones óseas. Se ha comprobado que niveles adecuados de vitamina K se relacionan con mayor densidad ósea, sobre todo a edades más avanzadas...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones recomendadas por la SEDCA

Cargando…